Te ofrecemos los mejores planes para disfrutar en
familia
banner_madres

Ocio Infantil para Niños en Salamanca – Viajar con niños

Seguimos con nuestro compromiso  de fomentar en turismo por España y hoy es el turno de Salamanca. Descubre todo el ocio infantil para niños que Salamanca puede ofrecerte y disfruta de un viaje diferente con tus hijos. Esta maravillosa ciudad está llena de opciones y planes para familias con niños. ¿Te animas a conocerla?

Salamanca es una preciosa ciudad castellano-leonesa Patrimonio de la Humanidad donde se combinan los monumentos y edificios históricos con la modernidad que aportan sus universitarios.

Al comenzar el recorrido por la ciudad, lo ideal es ir al Monumenta Salmanticae, en la Iglesia de San Millán,calle Veracruz, donde hay un Centro de Interpretación del Patrimonio de la ciudad con una gran maqueta del casco histórico sobre la que se proyecta un vídeo con explicaciones más sencillas para los niños y monitores táctiles. En la Oficina de Turismo (Plaza Mayor, 32)  pedir el juego “Salamanca en detalles”, que os darán de forma gratuita siempre que tengan. Consiste en que niños y papás vayamos descubriendo los detalles labrados en las fachadas de los monumentos; hay que buscar la rana en la fachada de la Universidad, el astronauta y un mono comiendo un helado en la puerta de Ramos de la Catedral, y así muchas figuras.viajar-con-niños-salamanca-papis-y-pekes-La Plaza Mayor es de estilo barroco. Ninguno de sus cuatro lados mide lo mismo. Tiene 88 arcos y numerosos medallones labrados. En ella, ademas del Ayuntamiento podréis encontrar un montón de bares y terrazas, además de la cafetería más antigua de la ciudad, el Café literario Novelty, punto de encuentro habitual de los escritores y artistas de la ciudad desde su inauguración en 1905.

Por la Rúa Mayor os podréis dirigir hacia las catedrales pero antes merece la pena hacer una parada en la Casa de las Conchas, llamativo edificio gótico que ahora alberga una biblioteca pública. Cuenta la leyenda que detrás de una de las 300 vieiras de su fachada hay un tesoro oculto, otros más tacaños aseguran que es una única moneda de oro la que yace tras una de las conchas. Seguro que alguno de los peques se anima a contarlas.

viajar-con-niños-salamanca-papis-y-pekes-Antes de llegar a las catedrales, encontramos la Universidad. Es la universidad más antigua de España en funcionamiento y una de las cuatro más antiguas de Europa tras las de Bolonia, Oxford y París. Los edificios históricos de la Universidad de Salamanca se construyeron durante el siglo XV y son tres: el Edificio de las Escuelas Mayores, el Edificio de las Escuelas Menores y el Hospital del Estudio. Los tres edificios se encuentran en la plaza llamada Patio de las Escuelas. En la fachada del Edificio de las Escuelas Mayores, se puede encontrar la famosa rana de Salamanca. Hay quien dice que da suerte en los estudios a quien la encuentra. Una pista para encontrarla, la rana esta encima de una calavera.

La Universidad se puede visitar por dentro. Es muy interesante ver el claustro y las antiguas aulas casi intactas donde dieron clase personalidad como Fray Luis de León.viajar-con-niños-salamanca-papis-y-pekes-Desde aquí, podemos dirigirnos a las catedrales. Salamanca tiene dos catedrales. La Catedral Nueva es gratuita. Para visitar la Catedral Vieja hay que pagar (4,75 euros los adultos y 3 euros los niños de 7 a 17 años) pero sin duda merece la pena. El acceso a la Catedral Vieja se realiza a través del interior de la Nueva.

El cimborrio de la catedral vieja es conocido popularmente como la “Torre del Gallo” por la veleta con forma de gallo que lo corona. En la Catedral Nueva, en su fachada de entrada, ocultos entre otras cosas hay un astronauta y un mono/demonio comiéndose un helado. Seguro que los peques los encuentran antes que los mayores…

Una de las partes más interesantes es Ieronimus: consiste en subir a lo más alto de las catedrales (110 metros de altura) para obtener preciosas imágenes de la ciudad y observar de cerca los torreones y como está construida cada catedral. La entrada cuesta 3,75 euros.

En 1755 el terremoto de Lisboa dañó gravemente la torre de las campanas de la Catedral Nueva. El sistema de las campanas quedó dañado por lo que el campanero tuvo que escalar hasta las campanas para tocarlas. Hoy en día esa tradición se mantiene y cada 31 de octubre un personaje, ataviado con el típico traje charro, sube hasta la veleta de la torre y toca la campana.

Salamanca cuenta con numerosos conventos de un gran valor patrimonial, entre ellos destacan el Convento de San Esteban y de las Dueñas. Dentro de la zona de clausura del Convento de San Esteban se sitúa la Sala Profundis. En ella Cristóbal Colón expuso por primera vez a los dominicos la idea de llegar a las “indias” por una nueva ruta.

En el Covento de Dueñas es recomendable probar los dulces que elaboran las monjas y saborearlos tranquilos en el claustro, mientras contemplas las vistas de la catedral.

Visitando la ciudad de Salamanca con niños es una buena opción es ver el Museo de Art Nouveau y Art Déco; que contiene una curiosa colección de muñecas de porcelana, muñecos autómatas y juguetes que a los niños les encantará. Además está ubicada en un edificio modernista con vidrieras de colores y tiene una cafetería cuyo café hará las delicias de los padres más cafeteros.

viajar-con-niños-salamanca-papis-y-pekes-Si hace buen tiempo, los niños estarán encantados de ir hasta el embarcadero -que está entre el puente de hierro y el romano- para caminar por la ribera del río o dar un paseo en barca por el Tormes. El Puente Romano de Salamanca es famoso por nombrase en el libro del “Lazarillo de Tormes”. Fue aquí donde el Lazarillo recibió el primer castigo del ciego. De ahí la existencia de una escultura que representa al pícaro y su cruel amo.

Volviendo un poco a la parte alta de la ciudad merece mucho la pena de ver el Huerto de Calixto y Melibea, un jardín de estilo musulman, donde se dice que tenían sus encuentros los protagonistas de la conocida novela “La Celestina” de Fernando Rojas.

No podíamos dejar de hablar del tapeo, una tradición muy extendida por lo que es muy fácil encontrar lugares donde comer (zona centro y zona de Vandyck). 

Si después de leer el reportaje, os han entrado ganas de conocer Salamanca con los niños mostramos nuestra selección de alojamientos para familias. Podéis acceder a ellos en el siguiente enlace: Alojamientos rurales en Salamanca

 Carmen Traveller

¿Te ha gustado? Tu opinión nos importa

Ayúdanos a crecer

Con un simple clic nos ayudarás mucho mucho a seguir trabajando para traerte los mejores planes para ti y tu familia!!


Te recomendamos

¿Algo que decir?