Te ofrecemos los mejores planes para disfrutar en
familia
banner_madres

Descubre Segovia “Ruta de los Castillos”

Seguimos con nuestra propuesta de fomentar en turismo por España y para ello vamos a descubrir con vosotros Segovia. Este estupendo destino para viajar con los niños, esconde verdaderas maravillas que merecen la pena ser descubiertas. Hoy vamos a acercarnos a Segovia y a su “Ruta de los castillos”.

viajar-con-niños-segovia-castillo-de-coca-papis-y-pekes CASTILLOS EN SEGOVIA

En la provincia de Segovia se pueden disfrutar de muchos monumentos de diferentes épocas. La buena conservación en la que se encuentran y sus peculiaridades convierten a esta provincia en “Tierra de Castillos”.

El más conocido de los castillos segovianos es el Alcázar de Segovia capital. Se alza sobre un cerro en la confluencia de los ríos Eresma y Clamores. Es una espectacular fortaleza con forma de castillo. Tiene numerosas torres vigías, que destacan por su singular forma cónica, y desde las cuales se aseguraban la vigilancia de la ciudad. El foso y los cañones de la entrada harán que los peques quieran convertirse en caballeros durante toda la visita. Está construido alrededor de dos patios, el Patio de Armas, que es el principal, y el Patio del Reloj. En uno de los lados del patio de armas, encontramos las dependencias nobles del palacio, que se utilizaron como residencia real y salas de recepción. Todas estas dependencias evocan los gustos y estilos de vida los reyes medievales castellanos.

viajar-con-niños-segovia-Alcazar segovia-papis-y-pekesNuestra siguiente parada es el pueblo de Turégano, a 34 km de Segovia capital. La estampa del Castillo de Turégano desde la plaza mayor del pueblo es una de las imágenes más conocidas de Segovia. Este castillo que data de tiempos celtíberos tiene como peculiaridad que la Iglesia de San Miguel se encuentra integrada en su construcción; de hecho la torre del homenaje se construyó encima del ábside de la iglesia y el campanario quedó en su interior. Fue declarado Monumento Histórico Artístico en 1931. Se puede visitar de miércoles a domingo de 11:00 a 14:00 horas.

Un tercer castillo lo encontramos en la medieval Villa de Pedraza de la Sierra, a 39 km de Segovia capital. El pueblo es precioso y recorrer sus calles te trasporta a la época medieval. Es muy conocida la noche de las velas de esta villa, donde se quita el alumbrado público y toda la localidad es alumbrada por miles de velas. La puerta de la villa es el único acceso a Pedraza, y por tanto es utilizada como entrada y como salida única del pueblo. Es del siglo XI, y fue reconstruida en el siglo XVI. Los portones son de madera de álamo negro y durante varios siglos eran cerrados durante la noche impidiendo la entrada o salida de cualquier persona salvo emergencia. El Castillo de Pedraza es famoso, en otras cosas, por haber sido el lugar elegido por Carlos V para custodiar a los hijos del rey francés Francisco I, prisionero en la batalla de Pavía. Tiene doble recinto con torres cuadradas y foso.

viajar-con-niños-segovia-castillo-de-pedraza-papis-y-pekesDesde Pedraza a pocos kilómetros llegamos hasta el Castillo de Castilnovo, situado en un arbolado parque; es de planta cuadrada, con un amplio patio central; ha sido sometido a una adecuada restauración y hoy es propiedad de la Asociación Cultural Hispano-Mexicana, que le cuida con esmero. Fue regido por los Reyes de Aragón y posteriormente perteneció a Don Álvaro de Luna y a los Reyes Católicos. Es de origen árabe, siendo edificado entre los siglos XII y XV. Es de estilo mudéjar toledano, obra de alarifes árabes. El castillo fue declarado monumento de interés cultural en junio de 1931.

A ocho kilómetros se encuentra la villa de Sepúlveda (a 55km de Segovia capital), una de las más pintorescas de la provincia, en la que sólo quedan algunos restos, sobre su muralla, del antiguo castillo, mirando a la Plaza de España. Pero es un pueblo tan bonito que merece visitarlo. Desde 1951 esta villa está declarada Conjunto Histórico-Artístico. El encanto de su Plaza Mayor, sus casonas blasonadas y su exquisito conjunto de iglesias románicas, invitan a caminar por sus empinadas callejuelas.

Nuestra ruta sigue hasta Cuéllar, a medio camino entre las ciudades de Segovia y Valladolid, a 60 km y 50 km respectivamente. Su Castillo de los Alburquerque es un formidable ejemplo de las fortalezas castellanas; bien restaurado después de años de destinarse a usos varios, incluso a prisión, hoy alberga un centro de enseñanza y el archivo de los Alburquerque. Fue edificado por Don Beltrán de la Cueva, favorito de Enrique IV, y ofrece de entrada un enorme patio de armas con columnas y doble galería. Desde los extremos del castillo sale la muralla, un triple recinto amurallado de origen románico, que con una longitud actual de 1.400 m y 2.000 en origen, representa una de las murallas más importantes y mejor conservadas de Castilla y León. La muralla da lugar a tres recintos diferenciados: el de la ciudad, que delimita la zona más próxima al castillo y bordea la parte alta de la villa, el de la ciudadela, que recoge entre sus muros la parte más baja de la misma, y la contramuralla, de la que menos restos se conservan. A lo largo de su perímetro se dispusieron once puertas de acceso, de las que se conservan siete. Pero ya que hemos llegado hasta aquí para ver el castillo, se debe ampliar la visita al resto del conjunto urbano, en el que se conservan viejos palacios y edificios singulares, así como valiosas muestra del arte mudéjar en varios templos (el más representativo el de San Martín).

Acabamos nuestra ruta con el Castillo de Coca, en la localidad de Coca a 50 km de Segovia capital y 70 km de Ávila. Merece la pena visitarlo. Es una fortificación propiedad de la Casa de Alba y cedida al ministerio de Agricultura de España hasta el año 2054. Es uno de los mejores exponentes de la arquitectura gótico-mudéjar española y está declarado Monumento Nacional. Siendo una de las pocas fortalezas de España que no se asienta sobre un cerro. Está rodeado de un profundo foso. Está construido con ladrillo y eso le otorga un tono rojizo que llama la atención sobre el resto del paisaje. En la visita guiada ves un vídeo donde narran los inicios del castillo y luego se visitan las diferentes salas. Después ascendiendo por una escalera de caracol bastante empinada, y se termina en lo alto de una de las torres, pudiendo observar las fantásticas vistas de Coca.

¿Te animas a visitarlos?

Os dejamos una nuestra selección de alojamientos para familias en Segovia, bien situados y un complemento perfecto para vuestro viaje con los niños. Alojamientos en Segovia para viajar con niños.

Carmen Traveller

¿Te ha gustado? Tu opinión nos importa

Ayúdanos a crecer

Con un simple clic nos ayudarás mucho mucho a seguir trabajando para traerte los mejores planes para ti y tu familia!!


Te recomendamos

¿Algo que decir?