Te ofrecemos los mejores planes para disfrutar en
familia
banner_madres

La alimentación infantil a partir del primer año

La obesidad infantil es problema muy grave que sufren cada vez más nuestros niños. La cantidad de menores ha aumentado a un ritmo alarmante, ya que 1 de cada 5 niños españoles sufre obesidad abdominal. La alimentación infantil a partir del primer año de vida es un tema importe al que debemos prestar atención.

La obesidad es un problema que originará problemas en la salud futura del niño. El niños con sobrepeso y obesidad en su infancia, tienen un alto riesgo de serlo en la edad adulta, ademas de desarrollar enfermedades cardiovasculares o diabetes en edades tempranas.

En el siguiente artículo nuestra pediatra os da las claves y las pautas para conseguir una alimentación sana y equilibrada. Comer sano no significa estar a dieta, sino alimentar a nuestro cuerpo de la forma más saludable posible.

alimentación-infantil-a-partir-del-primer-año-papis-y-pekes

La edad preescolar…me encanta!!! El niño pasa de ser un bebé a convertirse en un niño apuesto como el padre, coqueta como la madre o empieza a mostrar el carácter del abuelo… Teniendo en cuenta que ningún niño es igual a otro, aunque sean gemelos idénticos, el tema de la alimentación en los niños en esta etapa es a veces un dolor de cabeza para padres e incluso para los pediatras.

Bien, empecemos por saber que en esta etapa, el niño tiene  unas necesidades calóricas más bajas, porque se desacelera un poco su crecimiento comparado con la etapa de lactante. Así que no hay que preocuparse si empezáis a notar que “come menos”. En realidad ya no necesita tanta comida como antes. Por otro lado, hay niños que sólo “devoran” una comida en el día, y casi no comen en el resto, esto es porque precisamente en ese momento del día, el cuerpo les pide más.

Mis recomendaciones para esta etapa, son las siguientes:

  •  Pan, cereales, arroz y pasta: es necesario consumirlo como mínimo 2 veces al día. Por ejemplo una ración de pan con cada comida, cereales en el desayuno …
  • Legumbres: las legumbres son una fuente de proteínas esencial. Debemos consumirlas 2 o 3 veces por semana. Garbanzos, lentejas, alubias, guisantes …
  • Incluir leche y derivados (yogures, quesos…): preferiblemente desnatados o semidesnatados, como aporte importantísimo de calcio, aproximadamente 500 a 800 ml diarios. Un vaso de tamaño regular, contiene 250 ml de capacidad, así que serían de 3 a 4 vasos diarios. De vez en cuando podéis añadir cacao en polvo, cereales u otros preparados. También se incluyen en esta cantidad los yogures y derivados.
  • Carnes y pescados magros (Pollo, pavo, pescado, ternera,mariscos …):  sin grasa visible y las aves de corral sin piel. El pescado es superior a la carne por su alto contenido en ácidos grasos omega 3, que es un componente vital para el buen funcionamiento del  sistema nervioso.  Lo ideal seria consumirlo 3 veces en semana cada uno. Se debe consumir mas pescado que carnes rojas.
  • Huevos: Sólo debes dar la yema (hasta los 3 años)  El huevo  y en especial la yema es rica en albúmina, una proteína muy importante. Consumo máximo 3 veces por semana. Preferiblemente, cocidos y en tortilla. Este es un consejo personal basado en mi experiencia.
  • Cada día en la merienda, o después de comer, debes incluir de 2 a 3 trozos de fruta fresca madura. La fruta debe ser de fácil manipulación y en trozos grandes, para que el niño la muerda, desgarre y fortalezca la dentadura. Debes lavarlas muy bien, y ofrecérselas peladas.
  • Verduras, hortalizas y frutas se recomiendan 5 raciones al día (entre todas ellas)
  • Comer siempre que se pueda en familia y con un horario lo más fijo y concreto posible: a esta edad hay mucho aprendizaje por imitación, y si yo veo que mi hermano mayor se come toda la comida y mis padres se ponen contentos y le dan un beso, el niño pondrá todo su esfuerzo por hacerlo también y recibir su premio. Si esto se repite con una alta frecuencia, los papas ya no tendréis que repartir tantos besos a la hora de comer y vuestro peke ya se habrá acostumbrado a comer a adecuadamente y a una hora fija. Es importante reforzar al niño cuando lo hace bien. (Besos, abrazos, elogios…)
  • Preparar los alimentos con mucha creatividad, y colorido: a todos nos encanta una comida que se vea no sólo saludable, sino bonita. Utiliza vegetales, guisantes, maíz y legumbres para darle un toque divertido a la comida.
  • El desayuno es la comida más importante del día, ya que rompe con el ayuno de 10-12 horas, por este motivo, en ningún caso se puede saltar. Despierta al peke unos 15 minutos antes del desayuno para que no esté mareado ni somnoliento a la hora de comer, y evita los dulces y bollerías. Preferiblemente ofrecerles cereales con leche y fruta.
  • El agua debe acompañar todas las comidas, de hecho debería ser la bebida de elección, evita o limita la ingesta de refrescos, zumos industriales y por supuesto nada de café.

Ahora solo queda poner todo esto en práctica, con mucha paciencia, y observareis como vuestro peke irá aprendiendo y creciendo siguiendo su curso normal. Seguiremos publicando reportajes sobre la alimentación infantil en varias etapas del crecimiento, ya que nos parece un tema muy importante y merece la pena escribir sobre ello.

Emi Herrera

¿Te ha gustado? Tu opinión nos importa

Ayúdanos a crecer

Con un simple clic nos ayudarás mucho mucho a seguir trabajando para traerte los mejores planes para ti y tu familia!!


Te recomendamos

¿Algo que decir?