Te ofrecemos los mejores planes para disfrutar en
familia
banner_madres

Diez consejos para proteger a los niños estando de vacaciones

Con la llegada del verano y las vacaciones, no debemos olvidar algunos factores importantes a la hora de irnos de viaje con los niños. El sol, la playa, la piscina … disfrutar de unas vacaciones requiere cuidados especiales y medidas de seguridad para los niños. A continuación os proporcionamos una serie de consejos muy útiles a la hora de irnos de vacaciones con los niños.

proteger-a-los-niños-vacaciones-sol-papis-y-pekes

  1. Hidrata y protege su piel del sol. Usar cremas de alta protección solar es necesario cada vez que los niños estén expuestos al sol. Es recomendable aplicarlas antes de salir ya que el producto necesita 30 minutos para comenzar actuar e ir renovando la aplicación las veces necesarias (mínimo cada dos horas). Los niños suelen pasar en el agua gran parte del día por lo que es necesario que estén bien protegidos. El factor de protección adecuado para ellos es el 30, 50 o mayor.
  1. Protege su cabecita del sol. Además de las cremas es necesario el uso de gorra, pañuelo o gorritos para evitar la radiación directa en la cabeza de los niños.
  1. Usar camiseta para protegerlos del sol. Es muy recomendable el uso de una camiseta sobre todo en el caso de los niños con pieles muy claras. Existe además camisetas Anti- UV que los protegen y son muy adecuadas en el caso de los bebés.
  1. Evita las horas de mayor radiación solar. Se deben evitar las horas centrales del día si vamos a estar expuestos al sol. Las primeras horas de la mañana y las ultimas de la tarde son las menos agresivas, mientras que desde las 11am hasta las 16 o 17pm no es recomendables la exposición al sol debido a la posición del sol. Es necesario siempre proteger la piel con cremas solares independientemente de la hora del día.
  1. Una sombra es fundamental. Aunque los niños quieran estar jugando o estén en el agua, es necesario descansar a la sombra durante varios intervalos. El uso de una sombrilla en la playa o zonas de sombra en la piscina es indispensable.
  1. Mantener a los niños hidratados. Cuando los niños lo pasan bien, no paran quietos y mucho más en la playa y en la piscina. Por eso es necesario que beban cada hora para mantenerse hidratados. Agua, zumos e incluso picar algo como una pieza de fruta fresca favorece que puedan reponer fuerzas y volver a la carga.
  1. Extremar la vigilancia. Aunque los niños ya sepan nadar, deben estar supervisados en todo momento por un adultos. En el caso de los bebés o niños pequeños en imprescindible estar con ellos siempre que estén cerca del agua. A parte del agua, los bordillos, toboganes y escaleras pueden ser peligrosos si están húmedos.
  1. Uso de métodos de seguridad. En el caso de las piscinas privadas, es vital el uso de vallas de protección para evitar accidentes.
  1. Flotadores y manguitos adecuados. Es necesario el uso manguitos y flotadores homologados adecuados al peso, talla y edad del niño, además de revisar su estado periódicamente y reponerlo en caso necesario.
  1. Playas seguras. A la hora de seleccionar el destino, es preferible buscar playas de poca profundidad y mareas tranquilas. Otra factor importante es la presencia de puesto de socorrismo o salvamento.

 

¿Te ha gustado? Tu opinión nos importa

Ayúdanos a crecer

Con un simple clic nos ayudarás mucho mucho a seguir trabajando para traerte los mejores planes para ti y tu familia!!


Te recomendamos

¿Algo que decir?