Te ofrecemos los mejores planes para disfrutar en
familia
banner_madres

Entrevista a Valle Sallés de Juegaterapia

entrevista-valle-salles-juegaterapia-papis-y-pekesComo sabéis nos gusta dar a conocer entidades o personas solidarias que tienen iniciativas para ayudar a los niños. Hoy tenemos el placer de entrevistar a Valle Sallés directora de Juegateriapia, una organización que ayuda a los niños enfermos de cáncer.

Hola Valle ¿Cómo nació Juegaterapia y cuál es su principal objetivo?

Juegaterapia nace de una forma espontánea. Hace cinco años, Mónica Esteban, nuestra presidenta, tenía en casa una PSP que no utilizaba y decidió llevársela al hijo de una amiga del trabajo que estaba en el hospital enfermo de cáncer. Resulta que él ya tenía una pero le dice que en la habitación de al lado hay un niño que está muy triste y que seguro que le encantará. Se la da y ve cómo se le ilumina la cara, le da las gracias, se pone a jugar y se anima muchísimo. A los médicos y a las enfermeras les pareció una buena idea. En ese momento, decide hacer algo para intentar ayudar a más niños. Pide consolas en desuso a cambio de cafés en su trabajo. Era directora creativa de una agencia de publicidad. Y a la mañana siguiente tenía tres encima de la mesa. A la siguiente diez… y es ahí cuando empieza, con la ayuda de compañeros a organizar esta idea. Un compañero le pone nombre, Juegaterapia, y luego surge el eslogan: “la quimio jugando se pasa volando”. Y ese es nuestro objetivo realmente. Que los niños a los que les ha tocado pasar esta enfermedad tan complicada, sean felices y jueguen como cualquier otro niño porque ellos lo necesitan incluso más. Y ayudarles y acompañarles en esa batalla a la que se tienen que enfrentar. Pero con nuestras armas: las videoconsolas, tabletas, jardines para jugar al aire libre… es decir, jugando.

 ¿Qué acciones lleváis a cabo en los hospitales?

Instalamos videoconsolas fijas en todas las habitaciones de oncología pediátrica de todos los hospitales de España y les regalamos consolas de mano para que puedan seguir jugando a todas horas, mientras les pasan la quimio, esperan una prueba, lo que sea con tal de que se evada y solo piensen en jugar. Todas son donaciones de otras personas que deciden darles una segunda vida a esas consolas cuando se compran una nueva y piensan en nosotros y en los niños enfermos de cáncer. La esencia no puede ser más bonita. Y por otro lado, construimos jardines en las azoteas de los hospitales también con la ayuda de miles de personas que nos envían sus sms y de grandes empresas que contribuyen con fondos para poder hacer posible este sueño de seguir jugando al aire libre como cualquier niño incluso durante los meses y años que pasan en un hospital.

 ¿Qué beneficios aporta el juego en estos niños?

Les ayuda a evadirse jugando y a ser felices. Los niños enfermos de cáncer pasan mucho tiempo en aislamiento por la falta de defensas y las videoconsolas les conectan con el mundo exterior o con un mundo imaginario, el de los videojuegos donde en vez de niños enfermos, se convierten en héroes, princesas, monstruos, guerreros… todo vale. El dolor, la angustia y el miedo que les provocan los tratamientos y las pruebas les puede desanimar y hacerles sentirse mal. Necesitan “Juegaterapia” para jugar, divertirse y olvidarse de que son niños enfermos. Tiene que ser felices y disfrutar como cualquier niño. Mario Alonso Puig, médico cirujano y conferenciante, nos explicaba hace poco la importancia del juego en los pacientes pediátricos porque “cuando el niño juega, se divierte, y consigue abstraerse por completo, su cerebro libera unas sustancias, las endorfinas, que son analgésicos naturales y algunas llegan a ser hasta 300 veces más potentes que la morfina”.

“El jardín de mi hospi” es un proyecto maravilloso que nos encantaría que nos pudieras detallar. ¿Cómo surgió la idea? ¿Cómo lo habéis llevado a cabo?

Surge cuando hace dos años y medio firmamos un acuerdo de colaboración con el Hospital La Paz para la entrega de videoconsolas después le preguntamos al subdirector gerente cual era su sueño. Nos dijo que le encantaría tener un jardín para los niños. Y nosotros le dijimos “¿tu quieres un jardín? Pues nosotros te lo hacemos”. Y nos pusimos en contacto con nuestro amigo Joaquín Torres de A-cero para que nos hiciera el diseño que al minuto nos dijo que sí cuando se lo propusimos. Y después pedimos la colaboración ciudadana a través de un llamamiento en el programa de televisión El Hormiguero, con la ayuda de Vicente del Bosque y en una noche conseguimos todos los fondos para hacer el jardín. Gracias a los cientos de miles de sms que nos envió la gente que confió en nosotros. Y ahí tenemos el primer jardín donde salen a jugar todos los niños ingresados. El siguiente estamos a punto de inaugurarlo en el Hospital Materno Infantil del 12 de Octubre, también en Madrid y ya estamos terminando de recaudar los fondos para el tercero que esta vez será en El Hospital La Fe de Valencia.

No podíamos dejar de hablar de los Baby Pelones, vuestra última iniciativa. ¿Por qué Baby Pelones?

El nombre salió porque son nuestros pelones. Siempre les llamamos así de forma cariñosa y los muñecos son bebés así que, Baby Pelones. La idea surge de nuestro día a día con los niños enfermos de cáncer que sufren cuando se les cae el pelo porque no se ven bien y además les marca mucho. Y en una de las visitas que Mónica hace al hospital con una niña preciosa a la que se le había vuelto a caer el pelo por una recaída pensó, tenemos que hacer algo con este tema. Vamos a crear un muñeco, un símbolo para todos los niños que se quedan sin pelo por la quimio y les vamos a hacer un homenaje. Para que ellos se vean tan bonitos como los vemos los demás. Los más bonitos del mundo. Y además, conseguimos el apoyo de muchas personas famosas que nos ayudaron a difundir la idea y a que fueran 100% solidarios. Pablo Ibáñez, el Hombre de Negro, que es nuestro Presidente de Honor, Alba Carrillo, Amelia Bono, Vicky Martín Berrocal y Rossy de Palma. Todos los beneficios van destinados a la Fundación Juegaterapia, para que podamos seguir haciendo felices a nuestros niños en los hospitales.

¿De qué forma se puede colaborar con Juegaterapia?

Comprando un Baby Pelón cuando se tenga que hacer un regalo, por ejemplo. Pensamos seguir vendiéndolos permanentemente. O bien haciéndose socios. Nosotros los llamamos “Juegaterapeutas” porque los reclutamos para este ejército particular del que formamos parte todos los que ayudamos a que estos niños sean felices y jueguen a todas horas como cualquier niño. A partir de 10 euros al mes le hacemos una chapa personalizada con el nombre de uno de nuestros niños, que pasa a ser un nuevo amigo. Toda la información está en nuestra página web: www.juegaterapia.org

¿Te ha gustado? Tu opinión nos importa

Ayúdanos a crecer

Con un simple clic nos ayudarás mucho mucho a seguir trabajando para traerte los mejores planes para ti y tu familia!!


Te recomendamos

¿Algo que decir?